sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

La estrella

14 de septiembre de 2022. Acá y en otra parte están las cosas que perdimos.…

0 Shares

La bienvenida

Abril. Puentes. 1. Abismal. Borde oscuro. Manos desnudan la noche. La nueva noticia de tu…

0 Shares

Un espacio que avanza

Hace unos años descubrí la escritura de Florencia Walfisch a través de una edición de…

0 Shares

Lluvia milagrosa

Marzo. Pájaros en la mañana. Por la endija que dejaste abierta, llegó el otoño. El…

0 Shares