sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

Rendición

23 de abril de 2020. Cedieron los cuerpos. Mi mano izquierda viajó al sur mientras…

0 Shares

También las olas

Hoy es 10 de abril de 2020. Estamos en medio de un contexto inusual: el…

0 Shares

La intimidad que se abre

Comparto con ustedes el recorte de la entrevista del programa de radio “Imaginación es Poder”…

0 Shares