Día 29.

Ayer en Libros Ref sonaba una canción de Charly. Mientras acariciaba las portadas de los libros e inclinaba la cabeza para leer los nombres verticales, repetí esa partecita que dice “por favor yo te prometo te escribiré, si es que para de llover.” Pensé en todo lo que no dije (más allá de la lluvia).
Afuera, la ciudad. El gris y el sol conviviendo en un mismo plano. El movimiento de los autos y la vida. El trabajo por hacer y la cama por armar. Un café y otro y otro en pretérito imperfecto. La estrategia minuciosa y cruel para evadirme en la que soy mi mejor alumna. Esa que sostengo hasta que la música me tackléa de nuevo.

Otra vez sobre los márgenes.

*
Hoy todas las versiones señalan el mismo destino:

Esta entrada del diario pertenece al desafío “30 días de escritura” de Maitena Caimán.
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos