La música en todo lo que escribo.
La música escurriéndome los versos.
La música en el cruce de los ríos.
La música de Ópera de Viena.
La música de tardes en Montmartre.
La música en la ruta Barcelona – Zaragoza.
La música entre filas y columnas de oficina.
La música sin fórmulas.
La música en los huecos de escritorio.
La música en mensajes.
La música de viaje de mañanas de septiembre.
La música en mí; la música & yo; 
la música & yo como sinónimos.

Apaga la ciudad, abre las vendas.
10 soundtracks completos, 10 horas de música…
PLAY

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos