En el día de los recuerdos todo vale. Ayer, el llanto del cielo tuvo ganas de jugar a ser espejo en mi almohada. Y se mixan los recuerdos en el sótano, buscan consenso pero no tienen éxito. Se mezclan y aparecen las antítesis: y entonces las camillas, los puentes de París, las paredes celestes (punto seguido) La noche de Venecia y Mar Adriático, las pastillas para curar lo incurable (punto y coma) el Coliseo. Entonces el David, la inmensidad, las no-palabras; radioterapia, quimioterapia, la terapia de amanecer en Barcelona.


El llanto; la mezcla de recuerdos, la mezcla de emociones; la linea de tiempo de 2010 hasta ahora. Cáncer (punto y aparte)
El viaje (dos puntos) Europa, las góndolas; Sabina en la ruta, la música clásica en la ópera de Viena; el Danubio (no encuentro los signos)
En el día de los recuerdos todo vale, y aparece Anaïs una vez más para prestarme sus palabras, en un día como hoy: “Casi llegué a pensar que algo estaba mal. Todos parecían tener refreno. […] Yo nunca siento refreno. Me desbordo.” Me desbordo cuando escribo, porque escribo cuando siento. Cuando escribo me siento a escucharme, a escuchar a mis recuerdos, a tomarlos con las manos como si fueran un puñado de rosas con espinas. Y en el punto de encuentro del rojo de los pétalos y las lágrimas de sangre que destilan de mis manos, también un poco de corazón, un poco de locura; un poco de Italia y un poco de Siria; un poco de luz y de sombra; el eclipse.
En el día de los recuerdos todo vale, hasta creerme que lloro rojo por las manos, y el rojo y yo tenemos tanto por decir, pero eso es otra historia (puntos suspensivos)

Escribir hoy no fue elección, fue necesidad.

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos