NOTA: Se recomienda darle play a la siguiente canción antes de comenzar a leer.

Todo da vueltas, y todo gira.
Traslación. 
Sos el sol y yo un planeta
con elipse de fuego.

Voy girando en dirección opuesta:
abrazos en (des)sincronización.
Cuelgo acentos espejados en tus vértices
para coartar la orientación.

Sos un fantasma cielo raso,
una sonrisa color habitación, el tacto en mi lino.
No quiero curarme de tu cura de sueño,
y siento que no quiero despertar.

Camino en puntas de yema por tu sala de estar, 
como una plaga fantasma.
En tu cuello cuelgo los guantes que no tengo,
los cuelgo como las tildes,
para cuajar la sensación, un poco más.

Y así repito el vocablo de una canción en bruma.
Y me pierdo a mí misma,
me pierdo en tu insomnio,
en tu insomnio, me siento a esperar(me).
Imagen: Pinterest
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos