“Eres la única chica a la que reduciría a tamaño microscópico para que nadara dentro de mí en un pequeño sumergible.”
Oliver Tate – Submarine
Fue justamente con esa frase que esta película se ganó mi corazón.
Ya dedicamos un post entero para explicar porque Submarine es la ecuación perfecta, pero no puedo evitar dedicarle este post sólo a su soundtrack. 
Cada vez que pienso en las razones por las cuáles me quedé prendada de esta película vienen 3 factores a mi mente: su abanico de escenas cromáticas, su guión (que no tiene desperdicio), y Alex Turner, que con su voz inconfundible nos regala 5 baladas sublimes y nos muestra que la nostalgia del desamor puede sonar igual de bella que un romance triunfante.
Con aclaraciones y declaraciones, las letras de estos 5 temas nos envuelven en una atmósfera océanica, arrastrándonos con sutileza, llevándonos cada vez más profundo, sin que accionemos, sin oponer objeción alguna… porque se siente bien perderse de vez en cuando.
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos