“I believe in pink. I believe that laughing is the best calorie burner. I believe in kissing, kissing a lot. I believe in being strong when everything seems to be going wrong. I believe that happy girls are the prettiest girls. I believe that tomorrow is another day and I believe in miracles.” 
– Audrey Hepburn

This season believes in pink and, frankly, so do I. From its softer tones to the eclectic ones, pink has dropped its young & girly connotation in order to evolve into more of a ‘subtle sophistication’ kind of color.
Jackets, sweaters and sleek trousers have settled the score with dresses, skirts and bows, providing a new way of wearing pink (more of a casual one, that is).
When it comes to beauty, lively shades are definitely the winning choices, providing a striking effect and that chic allure we need to pump up a basic outfit.
Either way, before you wear it you just have to remember: pink is not only a color… it’s a way of living.

“Yo creo en el color rosa. Yo creo que la risa es la mejor solución para quemar calorías. Yo creo en besar, besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Yo creo que las niñas más felices son las chicas más guapas. Creo que mañana será otro día, y creo en los milagros.”
– Audrey Hepburn

Parece que esta temporada cree en el rosa y, francamente, yo también. Desde sus tonos más suaves a los más eclécticos, el color rosa dejó atrás su connotación aniñada, para convertirse en un color que inspira sofisticación sutil.
Las camperas, los sweaters y los pantalones elegantes plantaron bandera frente a los vestidos, las faldas y los moños, abriendo el abanico y proporcionando una nueva forma de llevar el rosa, es decir, como una alternativa más casual y versátil.
En cuanto al make-up, los tonos vivaces siguen siendo, sin duda alguna, la opción ganadora, garantizando un look protagonista y chic aunque llevemos un outfit básico.
De cualquier manera, y en cualquiera de sus tonalidades, lo más importante a tener en cuenta al elegirlo es tener la certeza de que el rosa no es sólo un color… es un estilo de vida.
Images: pinterest.com

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos