Trasnochada, una vez más.
Acabo de terminar de ver una película que me recomendó una amiga, “The Lifeguard” (La Salvavidas). Tengo que admitir que me encontré con una Kristen Bell bastante distinta a la que estoy acostumbrada, definitivamente más introspectiva, confiada en sus gestos como catalizador de empatía con el espectador. Me gusta eso en ella, tanto como me gustó el soundtrack listing de la película. Creo que el haberla visto con sus canciones subtituladas ayudó, de alguna manera, a involucrarme un poco más con el film, y fue determinante a la hora de interpretar la selección de cada tema.
Con un maravilloso manejo de cuadros su directora, Liz W. Garcia, logra plasmar cada fracción de minuto con un rasgo de emotividad único, mostrándose eficaz y directa a la hora de impactarnos (así, sin escalas).
Por estos motivos, y por muchos más que seguramente descubrirán si ven la película, su banda sonora fue seleccionada como la segunda entrega de esta sección… Porque en definitiva, todos necesitamos encontrar el camino de regreso a casa, y qué mejor que hacerlo en compañía de la música.

“I’m allowed to be confused and stumble once in a while”
(“Tengo derecho a estar confundida y tropezar de vez en cuando”)
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos