Escrituras íntimas

Entrar en el verano

estamos ligados uno a otro con grandes hilos invisibles, nuestros sexos enmudecidos, exhaustos, molidos, todo…

0 Shares