Una mañana

«La casa siempre es una casa nueva,
y el idioma no es casi nunca el mío.
Incluso cuando me decido a hablar,
aún no estoy preparada
Robin Myers

una mañana
leer a Robin Myers
con la sola compañía del café
y solamente sola
sólo esperar el fervor
de lo que vendrá:
el aroma
el sabor
la mano cálida
el gesto nuevo.

leer a Robin Myers
y escribirle a P.
sobre literatura erótica
y a C.
sobre Montevideo
mientras estoy aquí
solamente sola
en compañía de mi perra
con nombre de viento.

leer a Robin Myers
y observar el cielo celeste
zumbar como una hoja en blanco
zumbar sobre lo que toca
zumbar sobre mi rostro neutro
y que solamente piel
y solamente luz
y solamente aroma
de lo que vendrá
sea
solamente
yo,
el gesto nuevo
de una mañana.

 

Más poemas de Robin Myers, aquí.
*
*
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos