To pour: {verbo}
Verter. Diluviar. Llover a cántaros.
Conviví 5 días con París y fueron suficientes para que selláramos un pacto tan in-deleble como in-visible. Mis manos sobre los tallos de la torre, la arquitectura configurando instantáneas a futuro, mi boca besando la brisa con debilidad por las vocales: bonjour, merci, café au lait, pluie.
París es XY, le digo a R. París es noche y tardes de lluvia. Mapas no tradicionales. Feria de amor en los rincones. La sacristía del barullo eterno. París gris Garrel, Honoré y Sagnier. París, el Sena y yo: el triángulo amoroso.
Regalo providencial, dice Los Ojos al Cielo. París formula poemas de humo y seducción con sus callejones a la sombra; me mira a través de mi ventana Buenos-Aires-Viceversa y clama que regrese. 
Escribiré poemas en inglés y en francés austero, y los sembraré en cada puente; o no, transcribiré mi poemario y me despojaré de 79 secretos a la vez. Me regalaré un cielo de nostalgia. Los jardines coronarán mi estación preferida sobre un trono de vainilla y avellanas. Más tarde, los neones escaparán de las jaulas y me devorarán las pupilas; el jazz reemplazará el bourbon con aspiración intravenosa.
To pour:
París en verbo masculino. Llover una ciudad sobre la piel. Diluviar notas azules sobre lenguas al sur, o poemas de menta y Anaïs. Verter vértigo, hacia adentro. 
Volcar(me). Dejar(me) caer.

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos