… Respirá.
Cuando al reloj se le pierdan las agujas;
cuando los días tengan ganas de quebrar las reglas;
cuando el cáncer se escurra por la ventana del cuarto de tus viejos…
Respirá
cuando devengan 500 noches sin los 19 días;
cuando estar solo parezca un desafío;
cuando te corras y no te encuentres…
Respirá
cuando los hospitales, los jazmines y las cenizas;
cuando los cumpleaños nunca más;
cuando los recuerdos te habiten con hábitos de loft…
Respirá.
Y otra vez, y otra;
y seguí respirando.
Respirá para dar gracias de poder respirar.
***
Y si no podés respirar:
pensá en que si no fuera esto, sería otra cosa.
Pensá en que hoy sos,
y estás,
y sentís,
y podés respirar…
***
Hoy:
vivir en el presente.
[Respirá]

Imagen: Pinterest
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos