NOTA: Se recomienda darle play a la siguiente canción antes de comenzar a leer.


Piedra, papel o tijera.
Nos emparchamos el alma.
Nos asesinamos la soledad
para volver a sentir.

Con recortes de un futuro inconcebible
construimos la mansión de nuestro sueños.
Paredes de papel glase,
caricias de amor metalizado.

Adentro del living llueven mixturas.
Vos & Yo decantamos,
y nos aprendemos las letras
de una canción canción desesperada.

Me adhiero con los labios a tu textura,
mientras tentás mi pluralidad.
Reconozco que en tu cama
soy demás, heterogénea.

Y pego, y me apego,
me combino con tu tez.
Nos remendamos heridas pasadas
con  patchwork lascivo.

Collage, punto y aparte.

Imagen: Letícia Heger

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos