NOTA: Se recomienda darle play a la siguiente canción antes de comenzar a leer.


Mi corazón, 
en la medida que te pienso venir:
se expande,
sangra,
inhala,
es tormenta,
es pulpa,
es carnal y carnada.
Se maquilla los hematomas
para verse lindo cuando llegues.
Se dilata en longitud estaca,
con la espera de tus pasos.
Es hemisferio a contraluz
y latitud que no necesita brújula,
porque su norte está en tu boca.


Imagen: Pinterest
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos