“Opportunities are often things you haven’t noticed the first time around.”
Catherine Deneuve 
I’ve been spoiling myself with 1960s’ french films since last year, when I discovered Godard and the wonderful (now my personal favorite) Anna Karina. I can’t seem to stop searching for new films to watch, and that’s how I run into Les parapluies de Cherbourg and Catherine Deneuve.
Needless to say (since I’m writing about it), I was completely swept off my feet.
Its colors, its music, its wardrobe, its storyline…everything just clicked and reminded me of France, just as I like to think about it: a bit nostalgic and with a vintage feel to it… yet absolutely breathtaking.
Quedé prendida al cine francés de los años ’60 desde el año pasado, cuando descubrí a Godard y a la maravillosa (ahora una de mis preferidas) Anna Karina. Como consecuencia de mi ansiedad fílmica, constantemente estoy buscando películas que no haya visto, y así es como me encontré con Les parapluies de Cherbourg y Catherine Deneuve.
Creo que no hace falta aclarar (ya que estoy escribiendo sobre ella), que  quedé completamente encantada tanto con su personaje como con la película.
Sus colores, la música, el vestuario, su historia … todo ensamblaba a la perfección, y me hizo acordar a Francia, tal como prefiero recordarla: algo nostálgica, con un halo vintage… y una magia absolutamente envolvente.
Catherine Deneuve in Belle de Jour, Les parapluies de Cherbourg, and real life:
Images: google.com
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos