MIXTAPES VOL. 22: De viaje

Volver a los lugares en los que fuimos felices. Volver a París. Volver a La Cumbre. Sólo horas me separan de la ruta que une a Buenos Aires con Córdoba, y ahí estoy de nuevo viajando, porque necesito renovar el aire como algunas personas necesitan renovar contratos o comprarse autos último modelo.
Estar en constante movimiento. Viajar. Viajar pasó de ser un una posibilidad a ser una delicia para luego transformarse en una necesidad.
Estar en movimiento. Estar para ser, ser para sentir. Sentir para parecerme más a mí, a mi versión de viaje, la versión que camina sin mapas, que abraza la adrenalina de ser agente externo en un entorno ajeno a su rutina.
Ser el movimiento. Decidir mi próximo movimiento; elegir. Ésta es una semana de elecciones. Decidir estar en movimiento es decidir la probabilidad de moverme sin compañía. Decidir estar en movimiento implica soltar manos, renunciar a besos y abrazos eólicos. Ser el movimiento implica la posibilidad de soledad. Yo conmigo.
Hoy me toca aceptar que me da miedo viajar tanto como tomar decisiones; pero ya ves, en algún punto hay que decidir el camino a seguir, en algún momento tenemos que elegir.
Y así como elijo destinos, o encuadres, o filtros; así como elijo canciones… me elijo. 
Soy como el viento. Soy el movimiento.
sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos