El plan: personalizar mi cuarto.
Presupuesto: gasolero.
Con el objetivo de amalgamar mi dormitorio a  mi pequeña obsesión con Francia (si Mahoma no va a la montaña…), decidí redecorarlo recurriendo a los detalles.
Instantáneamente pensé en la región de Provenza, la cuál aún lleva la delantera en mi listado de lugares por conocer. Hay algo del campo, la lavanda y esa seductora arquitectura que me conquista cada vez que busco imágenes sobre ella. 
Con esto en mente, apelé a mi instinto de “decoradora que nunca fue” y jugué con algunos conceptos.
Azul & Blanco, el matrimonio perfecto.
Conseguí estos tiradores de cerámica en Época Bella.
También los pueden conseguir en Reina Batata y Mercado Libre. 
Vienen en varios modelos y con distintos diseños.

Antique, me gusta cómo luces.

Imágenes que encontré en Pinterest.
Amo las ilustraciones y las citas, más aún si son en francés (si nos obsesionamos, nos obsesionamos bien).
 —
Formas & Contrastes que hacen la diferencia.

Decidí desempolvar algunos regalos y objetos de mi familia y ponerlos en mi escritorio, a la vista.
Así recuerdo de dónde vengo (el espejo de mi abuela), quién soy (moños, siempre cuido a mi niña interior), y lo que quiero para mi vida (escribir).
Flamboyant: a brillar mi amor.
A pesar de ser una tendencia, estas luces son mi debilidad. Me encanta dejar mi cuarto en penumbras y que sólo se vean estos destellos. Cuando pienso en estas luces pienso en los viñedos franceses y una noche relajada, con un menú de silencio, lavanda y un cielo azul profundo, en una palabra, ideal.
(Pueden encontrar estas luces en cualquier bazaar chino y son súper económicas).

Por último, creo que este soundtrack es la pieza que falta para completar el post:

PH: Sol Iametti

sol

A los 10 años encontró refugio de la ciudad de la furia en una máquina de escribir. Más tarde conectaría con la escritura de viajes en un intento de traducir la mirada poética sobre el mundo que la rodea. Desde entonces, se ha alejado y ha vuelto a la poesía como quien vuelve a los brazos del amante: buscando calor.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Categorías

 

“Palabra por palabra y minuto a minuto; querer tocar”
—Robin Myers— ❧

Archivos